Feijóo anuncia la aprobación del registro de masas consolidadas de frondosas autóctonas que permitirá mejorar la conservación y puesta en valor de especies como el roble y el castaño

Administrador/ diciembre 5, 2019/ Sin categoría

La extensión actual de las masas de frondosas autóctonas en la comunidad es de cerca de 415.000 hectáreas, lo que supone algo más del 20% del territorio forestal gallego

  • En este registro, quedarán inscritas aquellas masas con una superficie en coto redondo de por lo menos 15 hectáreas y con una edad media de por lo menos veinte años
  • El presidente de la Xunta incide en que la protección ambiental y el desarrollo industrial “no son, ni deben ser conceptos excluyentes” y recuerda que Galicia es la tercera comunidad que cuenta con una Estrategia de Economía Circular
  • Afirma que además de poner en marcha la Estrategia de Cambio Climático y Energía 2050, Galicia redujo un 5% las emisiones de CO2, mientras España las incrementa

Santiago de Compostela, 4 de diciembre de 2019. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció hoy la aprobación en el Consello de mañana jueves del decreto por el que se crea y regula el registro de masas consolidadas de frondosas autóctonas, que permitirá mejorar la conservación y puesta en valor de estas masas, formadas por especies de gran interés como robles, castaños, cerquiños y abedules, como recurso económico, social y ambiental de Galicia.

Entre los beneficios que supondrá el registro de estas masas para sus titulares, hace falta destacar el hecho de que, además de ventajas e incentivos fiscales, tendrán prioridad en la concesión de ayudas públicas, especialmente para dotarse de un instrumento de ordenación o gestión forestal que regule sus aprovechamientos de una forma sostenible.

El decreto supone un importante desarrollo de la Ley 7/2012, de 28 de junio, de montes de Galicia, y responde también a lo establecido por el dictamen de la Comisión forestal del Parlamento gallego. No en vano, la extensión actual de las masas de frondosas autóctonas en nuestra comunidad es de cerca de 415.000 hectáreas, lo que supone algo más del 20% del territorio forestal gallego, de ahí la necesidad y la importancia de contar con esta herramienta.

En este registro, quedarán inscritas aquellas masas con una superficie en coto redondo de por lo menos 15 hectáreas y con una edad media de por lo menos veinte años. Y se admitirá la presencia de otras especies arbóreas siempre que no representen más del 25% del número de pies mayores -aquellos con un diámetro igual o superior a 7,5 centímetros-.

Asimismo, se favorecerá también su gestión forestal activa, mediante actuaciones de mejora y aprovechamiento continuadas, siguiendo los modelos silvícolas que sean de aplicación a las especies principales que compongan sus masas. Además, de promoverse su gestión mediante sociedades de fomento forestal (Sofor) o por medio de cualquier otro tipo de asociación o agrupación prevista en la legislación vigente.

La inscripción de las masas en este registro podrá hacerse a instancia de parte o de oficio. En el primer caso, la solicitud podrá realizarse por cualquier persona física o jurídica, pública o privada, incluyendo montes vecinales en mancomún, que sean propietarios o titulares de un derecho de uso sobre más del 50% de su superficie.

La incorporación de oficio será para las masas que formen parte de bosques de ribera, que estén situadas en áreas declaradas de protección dentro de un plan de ordenación de recursos naturales o forestales o aquellas que contribuyan, de manera especial, a la conservación de la diversidad biológica. También serán inscritas de oficio las masas localizadas en terrenos forestales incluidos en las redes de franjas de gestión de la biomasa conforme a la legislación en materia de prevención y defensa contra incendios forestales.

Compromiso con una Galicia más verde

Durante su intervención en el Pleno de la Cámara, Feijóo gallego reeditó el compromiso de la Xunta con el objetivo de construir una Galicia más verde confirmando la aprobación, este mes de diciembre, de dos nuevas leyes: la Ley de Ordenación del Territorio y la Ley de residuos.

“Vamos a seguir trabajando, con leyes, con resoluciones, con decretos y con planes”, dijo, aseverando que el patrimonio natural y la calidad ambiental seguirán formando parte de la agenda del Gobierno gallego.

Al hilo de esto, el presidente del Ejecutivo autonómico incidió en que la protección ambiental y el desarrollo industrial “no son, ni deben ser conceptos excluyentes”. Y recordó que Galicia es la tercera comunidad con una Estrategia de Economía Circular, además de contar con una Estrategia de Cambio Climático y Energía 2050 y reducir un 5% las emisiones de CO2, mientras España las incrementa.

En esta misma línea, destacó que el 12% del territorio de la Comunidad forma parte de la red de espacios protegidos; “y aprobamos la Ley de patrimonio natural, el plan director de ríos, el plan director de la red natura y el plan de usos y gestión del Parque Islas Atlánticas, además de los restantes o el decreto por el que se crea la red de reservas de la biosfera de Galicia”, añadió, refiriéndose también, en materia de calidad ambiental, a la aprobación del plan de gestión de residuos urbanos, del plan de residuos industriales, a la eliminación de las escombreras incontroladas o al incremento de la capacidad de reciclaje de Sogama en un 81%.

FONTE: XUNTA DE GALICIA

Compartir esta entrada