La Consellería de Medio Rural continúa con los trabajos para luchar contra la avispilla del castaño

Administrador/ abril 10, 2020/ Sin categoría

La Consellería de Medio Rural continúa con los trabajos para el control de la avispilla del castaño en este año 2020, con la suelta prevista de un total de 1,6 millones de individuos del parásito Torymus sinensis por toda la geografía gallega.

Así, la Dirección General de Planificación y Ordenación Forestal mantiene la cifra de sueltas ajustando el procedimiento según los resultados obtenidos en años anteriores. En este sentido, cabe destacar que el número de Torymus sinensis a soltar depende de la superficie de sotos y plantaciones de castaño existentes, pero con el objetivo de que el parásito comience de forma natural su expansión y proteja así estos enclaves naturales.

Por otra parte, el momento de la suelta depende de cuando comiencen a crecer las hojas de los castaños, y por tanto las bugallas. Cuando haya un número suficientes de bugallas en un soto se procederá a la suelta de los parásitos. De esta manera, cabe señalar que en estos días se comenzaron a realizar las labores de muestreo del estado de brotación de los castaños en toda Galicia, con el fin de poder hacer la suelta del parásito en el momento idóneo.

Además de los muestreos realizados, este año se cuenta con la colaboración de la Indicación Geográfica Protegida Castaña de Galicia y de distintas cooperativas relacionadas con el manejo de los sotos y la producción de castañas, las cuales están facilitando datos del momento en que brotan las hojas de sus sotos. De esta manera, se podrán optimizar las sueltas de los parásitos en sotos que son de una gran importancia para los productores de castaña.

Según los datos obtenidos en los muestreos realizados hasta el momento por el personal del Servicio de Salud y Vitalidad del Monte de la Dirección General, las sueltas comenzarán en la última quincena del mes de abril en puntos más occidentales de las provincias de A Coruña y de Pontevedra y en alguna localización de los valles más calientes de las provincias de Lugo y Ourense. Con todo, ante la situación creada por el COVID-19, se podrá modificar la estrategia inicial de distribución e intensidad de suelta, con el fin de garantizar la salud de los operarios y el cumplimiento estricto de la normativa vigente respecto al coronavirus.

Trabajos a tener en cuenta en los sotos

Para asegurar la supervivencia de los parásitos soltados del Torymus sinensis, y que se pueda asentar su población, es muy importante tener en cuenta alguna recomendación a la hora de realizar los trabajos en los castaños. En este sentido, no se deben emplear insecticidas en los castaños para la erradicación de la avispilla, porque aunque no entra en la bugalla, sí que puede afectar a los parásitos naturales de la avispa del castaño e incluso al propio Torymus. Tampoco se deben eliminar nunca las bugallas secas, porque es donde permanece el parásito hasta su emergencia en la siguiente primavera. Finalmente, es preciso evitar los desbroces cerca de los castaños en primavera, ya que los Torymus se alimentan del néctar de las flores del soto, mientras se aparean y ponen los huevos en las bugallas frescas.

Por el contrario, se pueden podar los castaños pero no quemar o eliminar los residuos, ya que el Torymus puede vivir dos años dentro de las bugallas secas, antes de emerger para parasitar bugallas frescas. Además, se recomienda regar durante el verano para prolongar el período de crecimiento de brotes nuevos, así estos quedan fuera del período de puesta de la avispa, así como de abonar para incrementar el vigor de los árboles y que puedan resistir mejor el ataque de la plaga.

La Consellería de Medio Rural continúa con los trabajos para el control de la avispilla del castaño en este año 2020, con la suelta prevista de un total de 1,6 millones de individuos del parásito Torymus sinensis por toda la geografía gallega.

Así, la Dirección General de Planificación y Ordenación Forestal mantiene la cifra de sueltas ajustando el procedimiento según los resultados obtenidos en años anteriores. En este sentido, cabe destacar que el número de Torymus sinensis a soltar depende de la superficie de sotos y plantaciones de castaño existentes, pero con el objetivo de que el parásito comience de forma natural su expansión y proteja así estos enclaves naturales.

Por otra parte, el momento de la suelta depende de cuando comiencen a crecer las hojas de los castaños, y por tanto las bugallas. Cuando haya un número suficientes de bugallas en un soto se procederá a la suelta de los parásitos. De esta manera, cabe señalar que en estos días se comenzaron a realizar las labores de muestreo del estado de brotación de los castaños en toda Galicia, con el fin de poder hacer la suelta del parásito en el momento idóneo.

Además de los muestreos realizados, este año se cuenta con la colaboración de la Indicación Geográfica Protegida Castaña de Galicia y de distintas cooperativas relacionadas con el manejo de los sotos y la producción de castañas, las cuales están facilitando datos del momento en que brotan las hojas de sus sotos. De esta manera, se podrán optimizar las sueltas de los parásitos en sotos que son de una gran importancia para los productores de castaña.

Según los datos obtenidos en los muestreos realizados hasta el momento por el personal del Servicio de Salud y Vitalidad del Monte de la Dirección General, las sueltas comenzarán en la última quincena del mes de abril en puntos más occidentales de las provincias de A Coruña y de Pontevedra y en alguna localización de los valles más calientes de las provincias de Lugo y Ourense. Con todo, ante la situación creada por el COVID-19, se podrá modificar la estrategia inicial de distribución e intensidad de suelta, con el fin de garantizar la salud de los operarios y el cumplimiento estricto de la normativa vigente respecto al coronavirus.

Trabajos a tener en cuenta en los sotos

Para asegurar la supervivencia de los parásitos soltados del Torymus sinensis, y que se pueda asentar su población, es muy importante tener en cuenta alguna recomendación a la hora de realizar los trabajos en los castaños. En este sentido, no se deben emplear insecticidas en los castaños para la erradicación de la avispilla, porque aunque no entra en la bugalla, sí que puede afectar a los parásitos naturales de la avispa del castaño e incluso al propio Torymus. Tampoco se deben eliminar nunca las bugallas secas, porque es donde permanece el parásito hasta su emergencia en la siguiente primavera. Finalmente, es preciso evitar los desbroces cerca de los castaños en primavera, ya que los Torymus se alimentan del néctar de las flores del soto, mientras se aparean y ponen los huevos en las bugallas frescas.

Por el contrario, se pueden podar los castaños pero no quemar o eliminar los residuos, ya que el Torymus puede vivir dos años dentro de las bugallas secas, antes de emerger para parasitar bugallas frescas. Además, se recomienda regar durante el verano para prolongar el período de crecimiento de brotes nuevos, así estos quedan fuera del período de puesta de la avispa, así como de abonar para incrementar el vigor de los árboles y que puedan resistir mejor el ataque de la plaga.

FUENTE: CONSELLERÍA DO MEDIO RURAL

Compartir esta entrada